Dejame tus datos, después te llamamos

Por Tali Goldman

¿Qué pasa en los pasillos de la Expo Empleo, la bolsa de trabajo del gobierno porteño que contacta a jóvenes desempleados con corporaciones como Starbucks y Mercado Libre? La feria se realiza desde 2012: la cantidad de postulantes saltó de 24 mil a 175 mil pero el promedio de los que consiguen trabajo es del 1%. Este año todo fue virtual y a través de un código QR, lo que permite la construcción de una base de datos envidiable. Tali Goldman recorrió la Feria y escuchó a les postulantes: quiénes son, de dónde vienen, qué estudiaron, dónde trabajaron antes, sus sueños y frustraciones.

—Hola, ¿cómo estás? ¿Sabés por qué estás acá?

—Sí. Para buscar trabajo.

—Bien, bien… excelente. Bueno, en este caso yo pertenezco a la empresa Starbucks, así que lo que necesito es que me cuentes en menos de un minutito por qué quisieras trabajar en Starbucks y por qué crees que sos bueno para trabajar en Starbucks.

—Dale, ¿arranco? Bueno, me llamo Martín, soy estudiante de diseño gráfico y me gustaría muchísimo trabajar en Starbucks. He dejado varias veces currículums, una vez me llamaron y la verdad es que siempre me gustó Starbucks por el ambiente, por la atención que hay y me siento muy capaz de venderlo de la misma forma, esta clase de… atención personalizada que tienen. Y bueno también me encanta el café, me encanta la franquicia y bueno me siento re capaz de trabajar en ese ambiente.

—Bien, bien, bien, muy bien. Necesito que hagamos lo siguiente. ¿Tenés el celu a mano? Abrí la cámara, vas a escanear tu código QR y si no vas a sacarle una foto sin flash que sea nítida, ¿si? Bárbaro, muchísimas gracias. Hola, ¿cómo estás? Bueno, vas a tener un minuto, un minutito, ¿sí? Quiero que me cuentes por qué querés trabajar en Starbucks…

—Bueno porque me interesa la empresa, es muy popular, muy famosa, se ve que tiene un buen ambiente laboral, que tiene muchas posibilidades de crecimiento dentro de la empresa. Y porque tiene oportunidades desde… por ejemplo…. si empiezo tipo como cajera puedo escalar un poco más y seguir hasta ser supervisor o gerente.

—¡Bien, muy bien! Lo que voy a hacer es escanearte el código QR y nosotros nos vamos a estar contactando con vos. Un segundito…Bien, perfecto, gracias éxitos.

***

En la puerta del predio de La Rural, sobre la calle Santa Fe, hay tres carpas con jóvenes durmiendo adentro. Es viernes 28 de junio a las ocho de la mañana, y en un rato abre la boletería para la primera tanda de ventas de entradas del festival Lollapalooza 2020. A la vuelta, por la entrada de Sarmiento, otros jóvenes ingresan al predio del barrio porteño de Palermo mostrando al personal de seguridad una tarjeta de cartón colgada al cuello. En letras muy grandes dice EXPO EMPLEO y el hashtag del momento: #Potenciate. Además, tienen un código de barras bidimensional denominado QR, que puede almacenar datos previamente codificados. En ese QR, los 150 mil jóvenes de 15 a 35 años que pasaron por la feria del trabajo que organiza el Gobierno de la Ciudad depositaron su trayectoria de vida: quiénes son, qué edad tienen, de dónde vienen, qué estudiaron, cuáles son sus intereses, dónde trabajaron antes y cuáles son los usuarios de sus redes sociales. Un ADN perfecto para una base de datos envidiable.

El pabellón azul es escenario de las más de 300 empresas que pusieron sus stands para ofrecer trabajo a los jóvenes. La primera que se ve es Mercado Libre, el unicornio preferido del Presidente.

***

¿Jugador uno listo? ¿Jugador dos listo? Florencia y Melina apoyan los pies en una plataforma. Cuando levantan las manos la pantalla sigue los movimientos. Cinco, cuatro, tres, dos, uno, ya. En la pantalla vuelan papas fritas, hamburguesas, panes, bebidas, pajitas y condimentos. Florencia y Melina tienen que armar en menos de sesenta segundos un combo de Mc Donald´s. A ellas les tocó Cajita Feliz: lo hacen en 35 segundos. Bien jugado, dice la pantalla. Las felicitan. El juego no tiene nada que ver con la posibilidad de conseguir un puesto en la franquicia de comida chatarra más famosa del mundo. Ahora tienen que hacer otra fila para que les escaneen el código QR. Las adolescentes son amigas del colegio secundario, el Adolfo Alsina de Claypole—Almirante Brwon—, aunque a Melina le faltan algunas materias para recibirse. Ambas tienen 19 años y hace muchos meses que buscan trabajo y no consiguen. Viajaron una hora y media de madrugada para llegar puntuales apenas abrieran las puertas. Florencia está haciendo el profesorado de baile y le gustaría poder ir a alguna universidad para perfeccionarse. Melina piensa en algo relacionado con la salud. Por ahora gana la nutrición. Ambas tienen muy en claro lo que vienen a buscar a Expo Empleo: “algo relacionado a la atención al cliente”, dicen al unísono, como un cassette, como si estuvieran rindiendo examen permanente.

***

La fila en el puesto de Turner es larguísima y hay más varones que mujeres. Un hombre joven, vestido sin ninguna insignia de la empresa, ataja a los pibes en la fila.

– Chicos, ¿les cuento un poco lo que estamos buscando o más o menos saben?

Los chicos le dicen que está bien, que les cuente. El hombre les pregunta qué estudiaron o a qué se dedican. Uno responde que está empezando a estudiar Ciencias de la Comunicación, el otro que recién terminó el secundario pero que le interesa todo lo relacionado a los medios. Perfecto, dice y arranca:

– Nosotros nos dedicamos a lo que es la transmisión de señales de televisión. Tenemos todas esas señales—los hace girar y ver el banner—: TNT, CNN, Cartoon, Warner, TNT Sports, I Sat, Space, Much Music, bueno un montón y más. Desde Buenos Aires hacemos la transmisión para Latinoamérica. En nuestras oficinas tenemos la parte de legales, de contabilidad, recursos humanos, también toda la parte creativa de producción. Tenemos diseñadores web, desarrolladores, tenemos stack developers, tenemos un montón, la parte de diseño gráfico, de cartoon, todo lo que es producción, asistente de producción, locutores, un montón de cosas, es una empresa muy grande. No sé si conocen nuestro sitio web, pero la idea es que se postulen a través de nuestra página donde están las pantallas abiertas de todas las áreas que le comenté. Ahí pueden cargar su currículum, ver las vacantes y se van postulando. También hacemos postulaciones en nuestro Instagram para toda Latinoamérica y ahí van a ver eventos y ferias que hacemos. ¿Conocen la plataforma Gloud de videojuegos?

Cuando escuchan Gloud los pibes abren los ojos entusiasmados, dicen que por supuesto que conocen, que es como el Netflix de los videojuegos. El hombre de Turner se acerca a una canastita y les da dos papelitos:

– Esto es una suscripción gratis para que puedan jugar durante un mes.

Los pibes sonríen, agradecen y se van.

***

El centro de estudios ATENEA hizo un informe exhaustivo acerca de las siete ediciones que lleva la feria. Desde 2012 a 2015 el número de asistentes se mantuvo estable: en 2012 concurrieron 24.000; en 2013 participaron 30.000; en 2014 bajó a 22.000 personas y en 2015 fueron 25.000. Pero en 2016 la cantidad de jóvenes que se acercaron a buscar empleo aumentó exponencialmente: 60.000. Según datos oficiales, sólo consiguieron trabajo 1575 personas, es decir, un 2,6 por ciento. En 2017 el número ascendió a 175.000 y sólo 2000 lograron una contratación efectiva (1.14 por ciento); en 2018 también se presentaron 175.000 jóvenes y solo 1813 consiguieron trabajo (1,013 por ciento).

 

Podés leer la nota completa ingresando al botón siguiente.

¿Querés leer la nota?

Ir a la nota