El 22 de junio pasado la diputada Vanesa Siley (FpV, de la Provincia de Buenos Aires) presentó un proyecto de ley sobre “Equidad de Géneros e Igualdad de Oportunidades en el Trabajo” que representa una alternativa a la iniciativa del macrismo que se propone combatir la desigualdad pero sin penalizar a los empresarios que paguen menos a las mujeres y trans. “El proyecto del gobierno es una reforma laboral encubierta, con un título lindo pero con el objetivo de atacar a los sindicatos. Nuestra propuesta es para ampliar derechos, dar herramientas reales para que la equidad de géneros deje de ser una consigna y comience a ser una realidad”, resalta Vanesa Silley.

El Centro de Estudios para el Desarrollo Nacional Atenea subraya que en el proyecto oficial para la persona no gestante se pasaría de dos días a tan sólo quince días y no se modifica la situación de las madres o personas gestantes, por lo que no representa un avance en relación a concebir la responsabilidad del cuidado de forma compartida. En cambio, en la iniciativa de Silley se proponen nuevas licencias (de dos a diez días) para el cuidado de personas a cargo, cónyugues o convivientes que estén atravesando un procedimiento de reproducción asistida y para la persona que pretende adoptar un niño, niña o adolescente –de dos a doce días– y contempla una licencia de cuatro horas diarias durante cinco días al año para poder asistir a la adaptación del hijo/a en los niveles de jardín maternal, preescolar y primer grado y de quince horas por año calendario para poder asistir a reuniones organizadas por el establecimiento educativo. También incorpora una licencia para víctimas de violencia de género. La licencia por maternidad pasaría de noventa a ciento veinte días y para la otra persona de treinta días.

¿Querés leer la nota periodística?

Ir a la nota