La semana pasada el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ofreció una nueva edición de la Expo Empleo Joven, evento que se realizó por primera vez en 2012 y que desde entonces multiplicó casi 10 veces la concurrencia de jóvenes que buscan trabajo.

Pero las promesas parecen tener poco contacto con la realidad. Según un relevamiento realizado por el Centro de estudios Atenea, el año pasado de 175.000 jóvenes que pasaron por la feria, tan sólo 2.000 consiguieron un empleo, es decir, sólo 2,6% se fueron con trabajo.

La promoción del evento logró que hasta la fecha  cada vez más jóvenes asistan a la cita. Mientras que en 2012 asistieron 24.000 jóvenes, en 2017 pasaron por la Feria más de 175.000 personas en busca de una de oportunidad laboral.

“Al indagar sobre la efectividad de esta política en la vinculación de jóvenes y empresas, encontramos magros resultados”, señalan desde Atenea.

Según declaraciones de los funcionarios a cargo, en 2016 asistieron 60.000 jóvenes y tan sólo se concretaron 1.575 oportunidades laborales de las 3.000 disponibles. Esto significa que sólo el 2,6% de los jóvenes que asistieron a la feria obtuvo un puesto de trabajo.

“En 2017 los resultados fueron aún peores. De 175.000 asistentes, tan sólo consiguieron empleo 2.000 jóvenes. Es decir, no más de 1 de cada 100 jóvenes se llevó algo más que una serie de folletos”, explicaron.

¿Querés leer la nota periodística?

Ir a la nota

Leé el informe original de Atenea

¡Leer!